Mostrando todos los resultados (7)

14,00
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!

 

El sérum facial es un producto de cosmética que actúa en las capas más profundas de nuestra piel reparándola e hidratándola. Es un producto que no aporta grasa. La textura que presenta el sérum es muy ligera por lo que su absorción es rápida y así se consigue una buena hidratación en las capas más profundas de nuestra piel.

Debemos usar el sérum que se adapte a nuestro tipo de piel según si es mixta, grasa, seca o sensible. Hay muchas variedad de sérum según el tratamiento que necesite cada piel. Podemos encontrar sérum antiedad, para ayudar a dar luminosidad a la piel, para reafirmar e hidratar o para despigmentar manchas de la piel, entre otros.

Si deseamos eliminar arrugas buscaremos un sérum con ácido hialurónico o retinol que va a actuar sobre las líneas de expresión rellenándolas de dentro hacia afuera. Si buscamos iluminar la piel o unificar el tono debe usarse un sérum con vitamina C. Si queremos tratar las manchas de la piel buscaremos uno con vitamina B3 , con arándano rojo o té verde, ya que ayudan a reducir la producción de melanina

El sérum en su composición incorpora más activos y éstos a su vez tienen mayor concentración que una crema hidratante, lo que implica que vamos a obtener mejores resultados en menos tiempo, pero para ello debemos incorporarlo en la rutina de belleza. Se trata de un producto que deja la piel aterciopelada ya que su textura es más fluida. También ayuda a que los tratamientos sean más beneficosos.

Antes de aplicarlo, la piel debe estar limpia y así estará preparada para el tratamiento que necesite. Se puede usar dos veces al día, mañana y noche, aplicándolo sobre rostro, cuello y escote. Si decidimos usarlo solo una vez es conveniente que lo hagas por la noche, ya que es cuando se regeneran las células de la piel y vamos a obtener mayores beneficios. Después del sérum se debe aplicar una crema hidratante, ya que ésta actúa sobre las capas superficiales de la piel y el sérum sobre las capas profundas.

Otra de sus ventajas es que son fáciles de aplicar y tienen muy buena absorción por lo que necesitamos cantidades pequeñas. La inclusión del sérum en nuestra rutina de belleza va a depender del cuidado y el estado de nuestra piel pero se recomienda empezar a usarlo a partir de los 30 años.

La principal característica de este cosmético es su textura ligera y se suele presentar como gel, fluido o emulsión, lo que ayuda a la absorción de la piel. Gracias a que su absorción es fácil, ayuda a que la hidratación sea profunda y que con la aplicación de dos o tres gotas de producto sea suficiente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies